HIPOCONDRIA


DEFINICIÓN

La característica de la hipocondría es la preocupación excesiva o el miedo irracional a tener una enfermedad grave a partir de una serie de síntomas somáticos. Cuando se explora al paciente no se identifica ninguna enfermedad relacionada con dichos síntomas, pero el paciente sigue con la convicción de padecerla , a pesar de las explicaciones del médico.

El paciente va a interpretar a su manera cualquier pretendido síntoma y no va a encontrar alivio a pesar de las innumerables pruebas diagnósticas a las que se someta.

SÍNTOMAS

La preocupación constante de tener una enfermedad, lleva a la persona hipocondríaca a realizar una serie de conductas frecuentes:

  • Acudir continuamente a médicos y centros de salud, para someterse a exploraciones físicas o pruebas diagnósticas
  • Leer libros e informarse detalladamente sobre su “supuesta enfermedad”, sobre fármacos, tratamientos, investigaciones etc. Hay ocasiones, en que se hace lo contrario, se evita escuchar o leer todo tipo de información relacionada, por la gran angustia que les crea.
  • Automedicarse
  • Invertir gran cantidad de tiempo y dinero en buscar y acudir a los “mejores especialistas”
  • Hablar continuamente de la enfermedad y de los síntomas, de manera muy detallada
  • Estar constantemente pendientes de cualquier signo o detalle e interpretar todo de forma alarmista. Por ejemplo, ante una pequeña herida en la piel pueden llegar a creer que tienen un probable cáncer de piel, o ante un dolor de cabeza, un posible tumor.

COMPLICACIONES

La hipocondría puede producir consecuencias como éstas:

  • Se suelen producir alteraciones de las relaciones familiares , ya que todo se basa en el bienestar del enfermo.
  • Muchas veces hay un deterioro en la actividad laboral e incluso se puede producir la pérdida del empleo , debido a la gran cantidad de ausencias por las frecuentes citas con el médico.
  • Depresión y/o ansiedad
  • Se puede desarrollar dependencia hacia ciertos medicamentos , como analgésicos y sedantes.
  • Debido al gran historial de quejas múltiples sin base física, se puede pasar por alto la presencia de una enfermedad médica real .

Todos nos hemos puesto en cierta medida, decimos de manera coloquial, “hipocondríacos” alguna vez, pero el límite entre un temor más o menos infundado y la patología está en que esa permanente y excesiva preocupación por tu propia salud te impida llevar una vida normal y afecte a tu calidad de vida o a la de tu entorno.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para saber mas acerca del uso de Cookies consulte nuestra Política de privacidad.

Acepto los cookies de este sitio.

Informacion adicional